miércoles, 26 de agosto de 2009

Epitafio: Aquel que fui...


Nunca me había puesto a pensar que me gustaría que escribieran en mi lápida el día de mi muerte, o cual sería mi epitafio, es extraño pues nunca acostumbramos a pensar en que vamos a morir, y menos aún como quisieramos ser recordados, quizá ante tal evento no nos alcanzarian las palabras para describirnos o quizá no tuvieramos mucho que agregar...A mi, y pensando así de una manera rápida, me gustaria que sobre mi lápida estuviera escrita una frase así...:

"Aquel que fui..."

Así de sencillo, así de fácil de leer, de recordar, de nombrar, pues bajo esas tres palabras reposarian los restos de aquel que fui, y que no volveré a ser, pues considero que pasando a otro plano de la existencia no seré quien fui, aunque conserve mi esencia, talvez sea viento, o unas cuantas gotas de agua, un pequeño pájaro, o una nube sobre el cielo, quizá sea un rayito de sol, o un pasillo de oscuridad... En el blog de una amiga leí este epitafio, y pues también me gusta:

Epitafio
No vayas a mi tumba y llores

Pues no estoy ahí.
Yo no duermo.
Soy un millar de vientos que soplan,
el brillo de un diamante en la nieve,
la luz del sol sobre el grano maduro,
la suave lluvia de verano.
En el silencio delicado del amanecer
soy un ave rápida en vuelo.
No vayas a mi tumba y llores,
no estoy ahí,
yo no morí.
Indio Americano.

Así de fácil, así de simple, aquel que fui, y que no volveré a ser, quién estuvo en este mundo, aprendió, vivió, lloró otras veces sonrió, aquel que olvido muchas cosas, y que otras más jamás consiguió olvidar, aquel que gustaba de las nubes, de la lluvia, de un buen café mientras escribia un post, ese soy yo, ese que fui, aquel, sí... Aquel que fui...

Bendiciones...


Pelearé hasta el último segundo y mi epitafio será: No estoy de acuerdo...*"
Joaquin Sabina

El epitafio es la última tarjeta de visita que se hace el hombre...*"
Ramón Gomez de la Serna

Si debo morir, Dios no lo quiera, que éste sea mi epitafio: La única prueba que necesitaba de la existencia de Dios, era música...*"
Kurt Vonnegut

5 comentarios:

Mari dijo...

Aquél que fuí, muy bellas palabras, así es, somos demasiadas cosas vividas para poder poner en unas letras, pero que muy bien describes en esas tres palabras...

Es un placer seguir leyendote.

Besos!

Agua dijo...

Querido Genius, que texto tan sentido nos regalas hoy... un tema duro de asumir sobretodo ya que ninguno quiere pensar en su propia muerte. Pero lo has expuesto de manera tan bonita que deja de dar tanto miedo... un beso!

Kena Siu dijo...

Me encanto tu post! Y estoy totalmente de acuerdo con tu epitafio y como dice el que tu amiga te envio 'no estoy ahi' esta precioso.
Fijate que yo cuando me muera quiero que me incineren y tiren mis cenizas por ahi, no quiero gente que me vaya a llorar a mi tumba, sino que donde quiera que se encuetren me puedan recordar y sonreir.

Por otro lado fijate que aki en Rumania las lapidas ya tienen el nombre y todo, nada mas esperan al muerto y la fecha de defuncion, q tal! Imaginate llendo al cementerio y ver la lapida con tu nombre?, nada mas faltas tu! :s La verdad no me gusta nadita la idea. Aunque no le tengo miedo a la muerte, de todas formas no me voy a escapar de ella, que no?

Saludos y besos mi Genius!

Margarita López dijo...

Armanditu así como decís a veces las palabras no nos alcanzarán para medir el "impacto" de alguien en nuestra vida...si bien este epitafio dice cosas muy lindas y ciertas...pero aún así no dicen todo sobre ti...

Bendiciones...!!
tqmm

Marcela dijo...

no quiero ni pensar q eso seria lo que llevaria escrito tu lapida :(

En corto...Destino...

"I secretly clung to the belief that life is not merely a series of meaningless accidents or coincidences. Uh-uh. But rather, its a tapestry of events that culminate in an exquisite, sublime plan."


Reflexionando un poco con la ayuda de una película que no veía hace bastante tiempo (se llama Serendipity, si tienen la oportunidad, veánla), me dí cuenta lo importante que es creer que todo sucede por algo. A veces nos aferramos a la idea de que todos los eventos en nuestra vida suceden por alguna extraña razón y que esto que nos ha sucedido es parte de un guión que terminará en un final feliz. A veces pienso si esto es posible... Me gustaría creer en un cien por ciento que así es, que existen señales que guían nuestros actos y que estos están misteriosamente ligados entre sí en un plan maravillosamente elaborado llamado DESTINO... Al final de cuentas, ¿quién no busca ese "final feliz"?

Visita: Y somos las mismas personas envueltas en novedad...

Ven y ve....

Isabel Allende...Grande...

Ultima pelicula que vi.....

Creer o no creer.....